4 razones para dejar entrar al aceite de coco en tu vida

Aceite de coco

En relación al aceite de coco, muchos expertos alertan de que, llevados por el furor por este alimento, le estamos adjudicando más beneficios de los que realmente se han demostrado. Las ventajas reales del aceite de coco –es decir, las que han sido respaldadas por estudios científicos– son las siguientes:

Aplicado sobre la piel, el aceite de coco puede terminar con una serie de condiciones persistentes. Es capaz de combatir la sequedad y la irritación, por lo que muchas personas la utilizan en lugar de la crema hidratante. Además, a menudo ha ofrecido buenos resultados sobre eccemas, psoriasis e infecciones por hongos.

Se ha demostrado que el aceite de coco virgen eleva los niveles de colesterol bueno. El de tipo parcialmente hidrogenado hace lo mismo, pero con el colesterol malo, lo que le hizo tener mala reputación en los últimos años, hasta que se demostró que, mientras sea crudo, es saludable.

Un estudio reciente ha demostrado que el aceite de coco puede prevenir las caries. Esto se debe a que detiene el crecimiento de la mayoría de las cepas de la bacteria S. mutans –responsable de la caries dental–. Esto abre la puerta al desarrollo de enjuagues bucales que maten sólo las bacterias malas. Los actuales acaban con todas las bacterias de la boca.

En el campo de la belleza, este alimento se utiliza tanto vía tópica como oral para mejorar el aspecto del cutis. Algunos expertos opinan que cuando se ingiere aceite de coco de manera regular, sus efectos desintoxicantes matan las bacterias y toxinas de la boca, lo que activa una serie de cambios profundos que incluyen el aumento de la luminosidad de la piel y la disminución del acné.


Escribe un comentario