3 puntos para conocer mejor el tofu

tofu

El tofu es una excelente alternativa a la carne, razón por la que está en el menú habitual de vegetarianos y veganos, aunque el resto de personas también harían bien en incluir esta fuente de proteína en su alimentación, ya que además es sencillo de cocinar y bajo en grasa. Estos tres puntos os ayudarán a conocer mejor el tofu para comenzar a disfrutar de todos sus beneficios.

Si has probado otras alternativas a la carne como el tempeh o el saitán y te desagrada su textura granulada y sabor ligeramente terroso, debes saber que el tofu es completamente diferente. Este alimento es suave y esponjoso y adquiere el sabor de los ingredientes que lo acompañan en el plato.

Existen tofus de diferentes consistencias (blando, normal, duro y extra duro), por lo que si no eres fan de la textura gelatinosa, puedes elegir los dos últimos. Otra ventaja del tofu duro es que aporta un número mayor de proteínas por cada porción en comparación con los blandos. Para otorgarle todavía más firmeza y le resulte más sencillo absorber las salsas y aderezos, asegúrate de retirarle el exceso de agua secándolo bien.

El tofu no necesita ser cocinado, algo que lo convierte en una fuente de proteínas rápida y sencilla. Se puede comer crudo tal cual lo compramos, aunque lo aconsejable para que esté más rico es marinarlo y guardarlo en el frigorífico para añadirlo después a ensaladas y sándwiches o cortarlo en dados para añadirlo a sopas, quiches, salsas y pasta. Se tarda poco y nos aseguramos rico tofu para toda una semana. También lo podemos utilizar para preparar batidos y mousses.


Escribe un comentario