3 estiramientos obligatorios para oficinistas

Oficinista

Si pasas muchas horas frente al ordenador y quieres prevenir futuras lesiones, debes empezar a ver los estiramientos como algo obligatorio que hacer al menos una vez al día.

Descontrae los hombros, la espalda, el cuello y los músculos isquiotibiales con esta rápida y sencilla rutina de estiramientos que puedes llevar a cabo sin moverte de tu lugar de trabajo.

Estiramiento 1

Entrelaza las manos detrás de la espalda y, manteniendo los pies a la anchura de las caderas y las piernas rectas, inclínate hacia delante, dejando que las manos desciendan en dirección a la cabeza.

Relaja el cuello e intenta mantener la postura durante 30 segundos. Si es demasiado esfuerzo, puedes liberar las manos y colocarlas en la parte posterior de los muslos, así como flexionar un poco las rodillas. Transcurrido el tiempo, ponte nuevamente de pie levantándote muy suavemente.

Estiramiento 2

Busca una superficie un poco más baja que tus caderas, como una silla o una mesa pequeña. Coloca el talón izquierdo sobre ella y estira la pierna. Coloca las manos suavemente sobre la rodilla y flexiona el pie hacia ti. Tú debes inclinarte un poco hacia delante, ayudándote de las caderas. Mantén la posición durante 30 segundos y repite la misma operación con el otro pie.

Estiramiento 3

Siéntate en el suelo con las piernas juntas y estiradas. Inclina el torso hacia delante, sintiendo como la espalda se redondea. La idea es tocar las rodillas con la frente, pero las primeras veces quizá te quedes a un palmo o palmo y medio. No pasa nada, ya irás ganando flexibilidad. Mantén la posición durante 30 segundos y vuelve lentamente a la posición inicial. Puedes hacer unas cuantas repeticiones más si notas especialmente tensa la parte baja de la espalda.


Escribe un comentario