20 minutos al día para un vientre plano

vientre plano

Todo el mundo desearía tener un vientre plano, pero no todo el mundo está dispuesto a conseguirlo. Sin embargo, con 20 minutos al día y un mínimo de voluntad es posible tener un vientre plano en poco tiempo.

Esta técnica se basa en el efecto acumulado. Si por ejemplo se aparta un euro al día, lo que representa menos de un café, al cabo del año esto supone 365 euros, y con esta cantidad se pueden hacer muchas cosas…

El efecto acumulado es exactamente esto, y se puede aplicar a cualquier sector de la vida.

Por la mañana hay que preparar una cacerola con agua hirviendo. Mientras que el agua empieza a hervir, se puede ir haciendo otra cosa. Una vez que el agua está hirviendo, se ponen judías verdes y se pasa a la etapa número dos.

Para tener un vientre plano, el ejercicio físico es facultativo, pero siempre se recomienda para mejorar la oxidación de las grasas. Mientras que se cuecen las judías, es decir entre 7 y 10 minutos, se pueden hacer series para trabajar los abdominales; 30 segundos de esfuerzo, 30 segundos de recuperación.

En efecto, el músculo que se debe trabajar para que el vientre se ponga plano es el transversal, un músculo profundo. Este es solicitado cuando se hacen ejercicios frontales o laterales, por ejemplo, de los músculos abdominales.


Categorías

Nutrición

Fausto Ramírez

Nacido en Málaga en 1965, Fausto Antonio Ramírez es colaborador asiduo en diferentes medios de comunicación digitales. Escritor de narrativa,... Ver perfil ›

Escribe un comentario