10 consejos para evitar la obesidad en niños

Salud infantil

Al igual que en los adultos, la obesidad en niños no sólo trae consecuencias físicas (como presión alta, diabetes, colesterol alto y problemas en los huesos y articulaciones), sino también emocionales (tales como depresión, ansiedad y bullyng por parte de los compañeros de clase).

Para combatir esta situación –y minimizar el riesgo de que también padezcan obesidad al ser adultos-, existen algunos consejos que pueden ayudar a los niños (y papás) a tener una mejor nutrición sin ingerir calorías extras ni productos nocivos, lo que se traduce básicamente a enseñar a los hijos a comer de manera saludable y a tener una vida más activa:

  1. Es conveniente comer en familia mientras se provee a los niños de comida nutritiva como frutas, vegetales, cereales y carnes bajas en grasa.
  2. Servir siempre las porciones correctas; se recomienda utilizar platos de tamaño mediano y evitar los que sean muy grandes.
  3. Elegir bebidas naturales de fruta o agua simple y evitar aquellas que contengan mucha azúcar como jugos procesados, leche de chocolate y refrescos.
  4. Reducir en general el consumo de azúcar y de grasa saturada.
  5. Para lograr lo anterior, se aconseja no comprar estos productos en absoluto y así eliminar la tentación.
  6. Remover la televisión del cuarto del niño para de esa forma fomentar otras actividades que impliquen movilidad física.
  7. Acostumbrarse a leer las etiquetas nutricionales y aprender el significado benéfico o dañino de cada ingrediente.
  8. Promover o solicitar un plan de nutrición en la escuela.
  9. Como familia, unirse a los esfuerzos del niño para que todos aprendan a comer más saludablemente y para que éste no se sienta excluido.
  10. Recompensar logros y celebraciones con libros, juguetes o paseos, pero no con comida.

Fuente: Reforma. Salud y Bienestar.

Imagen: flickr


Categorías

Sin categoría

Escribe un comentario