¿Qué no debe faltar en un botiquín?

Se acerca el verano y con ello la playa y la montaña, y con ello llegarán rozaduras, picaduras y quemaduras. Nos tomaréis por catastrofistas, pero es mejor estar preparado. Lo primero y vital, la bolsa, maletín, neceser que vaya a utilizar debe ser cerrado; lo que lleve debe estar a mano, pero evitar el sol, no os imagináis como puede dañar los medicamentos, y también hay una razón práctica, así se evita manchar lo que pueda ir contigo.

Bien, segundo punto, pomadas y cremas, no deben faltar el trombocid para los golpes, la silvederma para la quemaduras y una de crema de protección solar (de máxima protección). Lo más habitual en la montaña es sufrir una torcedura, obviamente no lo arreglarán con un trombocid, pero aliviarán el hematoma y creo que sobre las quemaduras no es necesario dar explicación. ¿Verdad?

Bien, esto le parecerá una tontería, pero meta si pueda una visera o gorra y unos guantes, aunque sean de lavar los platos, pueden ayudarle a protegerse las manos. No olvide tampoco unas pinzas, tijeras y vendas, le serán muy útiles para traumatismo, picaduras y heridas con pinchos. Y ahora el kit básico para desinfectar: agua oxigenada o betadine, gasas y algo para cubrir, como unas tiritas.

Y llegamos a las pastillas, bueno, obviamente nada que necesite receta, unas aspirinas o termalgines, anti-inflamatorios como el ibuprofeno, para la diarrea un fortasec, aunque les recomendamos no usarlos a no ser que sea de gran necesidad, y para terminar, algunos sobres de suero, por si las moscas también. Bien, con esto tendréis un buen kit, aunque dependiendo de a donde vayáis deberéis añadir pomadas para las picaduras de mosquitos (afterbite) o medusas, así como unas gafas de sol (por si se rompieran las nuestras).


Escribe un comentario