¿Gripe o resfriado?

Cítricos con vitamina C

El cambio de estación de calor a frío ocasiona que las vías respiratorias se vean afectadas, razón por la cual la temporada invernal se ve llena de casos de resfriados y gripes; sin embargo, ¿cuál es la diferencia entre ambos padecimientos y cómo prevenirlos?

  • Resfriado

El resfriado común, también llamado catarro, es una enfermedad producida por un virus que se manifiesta de manera ligera. Los síntomas son: estornudos, secreción y congestión nasal, ojos llorosos, tos, dolor de cabeza, cansancio y una sensación de malestar en todo el cuerpo.

  • Gripe

Por su parte, la gripe es un padecimiento más fuerte –aunque también viral-, el cual incluye todos los síntomas anteriores junto con fiebre, temblor en el cuerpo y dolores musculares. Es recomendable acudir al médico cuando se tiene esta enfermedad para evitar que los pulmones y el tracto respiratorio se vean afectados más intensamente.

  • Prevenir ambas enfermedades

Se sugieren las siguientes 5 prácticas para evitar tanto el resfriado como la gripe:

  1. Lavarse las manos constantemente, especialmente después de estar en un lugar público o con un enfermo, y utilizar productos desinfectantes como el gel antibacterial.
  2. Taparse la boca al toser o estornudar.
  3. Evitar lugares muy aglomerados, en especial donde exista humo de cigarro.
  4. Evadir el contacto con personas enfermas de ser posible.
  5. No compartir vasos o cubiertos.
  • Para curarlas

Aunque los síntomas pueden durar de 3 a 10 días, existen tres prácticas básicas para acelerar el proceso de curación: (1) beber muchos líquidos, (2) descansar el mayor tiempo posible –pues entre más se duerma más fácil que el cuerpo recupere su fuerza-, y (3) consumir alimentos que contengan grandes cantidades de vitamina C, tales como los cítricos (naranja, mandarina, toronja y limón), el pimiento verde, el tomate y frutas como el kiwi y la guayaba.

Fuente: Salud y Bienestar

Imagen: flickr


Escribe un comentario